Principales incentivos fiscales para cuidar el medio ambiente

0
172

Dentro de la fiscalidad empresarial existe un mecanismo que incluye varias figuras impositivas cuyo objetivo es desincentivar los comportamientos contaminantes y estimular actuaciones más respetuosas con el medio ambiente. Es lo que llamamos la fiscalidad ecológica. La recaudación que proporciona esta clase de mecanismos está destinada a compensar el impacto que sobre los recursos y el capital natural generan las actividades humanas.

Por otro lado, contamos con la deducción fiscal por inversiones ambientales, otro tipo de incentivo que busca impulsar un mayor grado de compromiso ambiental de las empresas.

Deducciones a los Impuestos Ecológicos en Andalucía

Estas deducciones se aplican cuando una empresa realiza una inversión en infraestructuras y bienes de equipo que tengan por finalidad el control, prevención y corrección de la contaminación atmosférica o hídrica.

La normativa de referencia es la Ley 18/2003, de 29 de diciembre, por la que se aprueban medidas fiscales y administrativas, que crea y regula cuatro impuestos ecológicos, que son el Impuesto sobre emisión de gases a la atmósfera, Impuesto sobre vertidos a las aguas litorales, Impuesto sobre depósito de residuos radiactivos e Impuesto sobre depósito de residuos peligrosos.

¿Qué inversiones pueden ser objeto de deducción?

Dentro del Impuesto de Gases a la Atmósfera (IEGA) son deducibles las inversiones que:

  • Ocasionen reducción del consumo de combustibles.
  • Usen combustibles más limpios que disminuyan las unidades contaminantes por volumen de producto obtenido.
  • Tengan por finalidad el control y seguimiento de emisiones.
  • Reduzcan las emisiones fugitivas (como gases de efecto invernadero).

Dentro del Impuesto de Vertidos al Litoral (IVAL) son deducibles las inversiones que:

  • Supongan la reducción del consumo de recursos hídricos.
  • Disminuyan las unidades contaminantes por volumen de producto obtenido.
  • Tengan por finalidad el control y seguimiento de los vertidos.

En todos los casos, las empresas deben obtener una certificación acreditativa de la idoneidad ambiental de las inversiones realizadas, como requisito para la aplicación de la deducción.

Si necesita conocer qué requisitos deben cumplir sus inversiones ambientales o solicitar un certificado acreditativo de la idoneidad ambiental de las mismas puede consultar a su gestor administrativo colegiado. Existen innumerables apoyos económicos de la Administración que pueden ayudar a crear una empresa más sostenible, ¡ahora en el momento!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here