¿Qué ocurre si un autónomo tiene deudas con la Seguridad Social?

0
302
Qué ocurre si un autónomo tiene deudas con la seguridad social

Es posible que un autónomo se encuentre con momentos difíciles económicamente hablando a lo largo de su vida profesional, al igual que es probable que al ocurrir esto, le resulte bastante difícil abonar su importe mensual correspondiente a la Seguridad Social.

Esta situación debe solucionarse de la manera más temprana posible, ya que puede repercutir en diversos aspectos y acarrear inconvenientes futuros. Aunque siempre existe la posibilidad de pedir un aplazamiento, pero no se debe abusar de esta alternativa, ya que se encuentra limitada.

En primer lugar, realizar un pago fuera del plazo estimado supone un recargo del 10% para autónomos que se han retrasado en el pago dentro del primer mes, del 20% en el caso de tratarse de dos meses de retraso siempre y cuando se pague dentro del período indicado en el acta, y puede ascender hasta el 35% si el pago se lleva a cabo en una fecha que sobrepasa los límites datados en el acta.

Contratiempos con la jubilación

Este es el problema que más suele preocupar a los autónomos, sobre todo a los que están a punto de jubilarse, ya que tras un largo recorrido profesional deben ajustar ciertos elementos administrativos y económicos para poder cobrar su pensión correctamente.

En el caso de que un autónomo tenga deudas con la Seguridad Social, no podrá disfrutar de la pensión que lleva tantos años esperando, por lo tanto, deberá abonar la cantidad que se le reclama para que esto sea posible.

Por otro lado, si el trabajador se encuentra en régimen de pluriactividad, sí que podrá alcanzar el cobro de su jubilación en el caso de que reúna los requisitos impuestos por el Régimen General.

Existe otra situación que puede darse, y es cuando la Administración declara al deudor incobrable y su deuda no exigible. Esto significa que el autónomo queda exento de pagarla, pero ese tiempo trabajado se considerará no cotizado y finalmente afectará al cobro de la pensión.

Por otro lado, el impago a la Seguridad Social por parte del autónomo, repercute en la pérdida de bonificaciones. En el momento que se realiza el pago de la deuda, estas vuelven a retomarse, pero hasta entonces no le será posible disfrutar de ellas. Otra repercusión para los autónomos que se encuentran endeudados con la Seguridad Social es la desestimación de subvenciones.

Finalmente, una de las penalizaciones que se llevan a cabo por impago del autónomo a la Seguridad Social es el embargo de bienes. Se debe tener especial cuidado con esta penalización, ya que en una primera etapa el embargo será administrativo pero en caso de una tardanza desmesurada, este embargo pasará a tener carácter judicial y se aplicarán el recargo de apremio, el interés de demora y costes del procedimiento.

Recuerda que nuestros Gestores Administrativos están a tu disposición para resolver tus dudas y gestionar los trámites que necesites.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here