¿Vas a comprar o vender un coche?

0
941
Happy young smiling man driving a new car.

Si te vas a comprar un coche, no dejes que el papeleo te impida disfrutar de tu nueva adquisición. Y si vas a vender un coche, haz bien todos los trámites para no llevarte sorpresas. ¿Lo mejor? Busca un gestor administrativo de confianza que se encargue de todos tus trámites y deje bien atados todos los cabos para no tener problemas en un futuro.

Cuestiones básicas que necesitas saber si vas comprar un vehículo. Antes de cerrar el trato, solicita un informe que para conocer las posibles cargas que pueda tener el vehículo y que impidan la transferencia del mismo. Pero… ¡ojo! en este informe no salen las multas de Tráfico, porque las sanciones no van al vehículo, sino al titular o conductor del mismo, por lo que si hay multas pendientes de pago se seguirán reclamando al antiguo propietario.

Si en lugar de comprar vamos a vender un vehículo es muy importante firmar un contrato de compraventa en el que se recoja el día y hora en que el vehículo cambia de propietario. Este documento justifica el cambio de propiedad.  Te recomendamos hacer la transferencia enseguida para que el nuevo propietario aparezca como titular administrativo del vehículo.

Si vendemos nuestro vehículo a una empresa de compraventa o concesionario es importante asegurarnos de que nos quedamos con un contrato firmado por ellos y que se comprometan a darnos el documento que pruebe que el cambio de titularidad está hecho en el plazo de diez días. Si no lo hicieran, se debe notificar a tráfico esa venta.

Notificación de venta

La notificación de venta es un trámite poco conocido, pero que es muy útil para proteger los derechos del vendedor de un vehículo. El reglamento de circulación prevé que si por alguna causa no imputable al vendedor la transferencia no se puede llevar a cabo, se debe hacer el trámite de notificación de venta.

Este trámite consiste en comunicar a Tráfico que la venta del vehículo y por tanto la transmisión de la propiedad se ha producido y el vendedor está obligado a hacerla si en diez días desde la venta la transferencia no se ha llevado a cabo.

La consecuencia de este trámite es que Tráfico ya anota quién es el nuevo poseedor del vehículo, por lo que el vendedor dejará de tener responsabilidad sobre el mismo a efectos de sanciones o el pago del IVTM del siguiente ejercicio.

Es por tanto un trámite que protege al vendedor frente al comprador poco diligente que no hace la transferencia en el plazo establecido.

Sin embargo, la notificación no exime al comprador de hacer la transferencia, lo que debe hacer antes de un mes.

Es muy importante conocer este trámite porque en ocasiones ocurre que ante un comprador que no hace la transferencia durante semanas, meses e incluso años, el vendedor suele solicitar en tráfico la baja temporal del vehículo, esperando de esa forma dejar de recibir multas.

Sin embargo, es algo que recomendamos firmemente no hacer, porque al dar la baja temporal del vehículo el titular se compromete a que el mismo no circule. Si un vehículo en baja temporal tiene un accidente o se le sanciona por alguna causa, el conductor del mismo tendrá responsabilidad sobre lo sucedido, pero también tiene consecuencias negativas para el titular que lo dio de baja. Por eso te recomendamos en estos casos la notificación. Para poder hacer la notificación es imprescindible un contrato de compraventa.

Recuerda que si tienes alguna duda un Gestor Administrativo puede ayudarte. Localiza el más cercano a ti aquí.