Los cinco pilares de la reforma fiscal

0
1424

El Gobierno ha encargado a una comisión de expertos la reforma fiscal que entrará en vigor el próximo año. Con los objetivos de incrementar el número de contribuyentes y el número de ingresos, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tendrá que perfilar la propuesta sin perder de vista las elecciones generales de 2015. A continuación te explicamos cinco puntos clave de de la reforma fiscal que el Gobierno preparará entre los meses de marzo y abril.

Bajada del IRPF

El IRPF es el punto estrella de la reforma fiscal. La intención de Hacienda es contrarrestar el aumento que se produjo en 2012 con una bajada que beneficie, sobre todo, a las rentas bajas (representan un 40% de los contribuyentes) y a las rentas medias (57%). El nuevo IRPF será “simple y moderno”, según el ministro de Hacienda.

Funcas propone un impuesto con dos tramos (del 25% hasta 60.000 euros y del 35% para las rentas que superen esa cifra). Sin embargo, para que el IRPF sea más distributivo, es preferible una normativa con más tramos. Hacienda también estudia introducir los mínimos vitales, es decir, deducciones de gastos que se consideran necesarios para el mantenimiento de cada miembro de la familia.

El Ejecutivo pretende un sistema equitativo que se acerque a los modelos fiscales más avanzados de Europa. Además, estudia un descenso de la retención a los autónomos.

El IVA se mantiene

El Gobierno no subirá el tipo general de IVA, sin embargo estudia aumentar algunos tipos, especialmente los que tributan al superreducido (4%) y al reducido (10%). Se salvarán los productos relacionados con la hostelería y el turismo, mientras que los productos sanitarios sí se verán afectados.

Con esta medida se pretende recortar la distancia con otros países de Europa y situarse en la media de la UE en cuanto a ingresos en las arcas del Estado por IVA. España es uno de los países con el porcentaje más bajo en este sentido.

Impulsar los incentivos al ahorro

Según el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, se incluirán “instrumentos de apoyo” con el objetivo de incentivar la contratación de fondos y planes privados de pensiones. Las mejoras se aplicarán en todos los modelos de ahorro, es decir, tanto en los planes individuales como en los colectivos. La normativa tributaria actual contempla deducciones para trabajadores y empresas que hagan aportes a estos fondos de ahorro.

Deducción por vivienda

Este beneficio es uno de los que más posibilidades tiene de caer ante la rebaja de otros impuestos como el de Sociedades. La bonificación por vivienda se eliminó en enero de 2013, aunque conserva el beneficio quien compró su residencia con anterioridad a esa fecha. El Ejecutivo mantendrá la deducción para ellos, pero es previsible que, según las palabras de Montoro, vaya desapareciendo progresivamente en los años posteriores a la reforma fiscal.

Límites al sistema de módulos para autónomos

Hacienda quitará este régimen a los autónomos salvo a aquellos que presten servicios directamente a otros particulares (peluqueros, por ejemplo, o trabajadores relacionados con la construcción y el transporte). Esta medida de la reforma fiscal dejaría fuera a unos 300.000 autónomos, casi la mitad de los que tributan por este sistema.

Este sistema es propenso al fraude y a las facturas falsas puesto que los trabajadores y empresas tributan un porcentaje u otro en función de los metros cuadrados de su negocio, del consumo eléctrico o del número de empleados.

Si tienes cualquier duda, contacta a tu gestor administrativo especializado en asuntos fiscales