La DGT sancionará automáticamente los vehículos sin seguro obligatorio

0
2085

Hasta hace poco, circular por la vía pública sin el Seguro Obligatorio de Automóviles era una opción temeraria. Ahora, es también casi imposible hacerlo sin ser detectado por la Dirección General de Tráfico. Sólo el año pasado, se tramitaron 50.000 denuncias a conductores sin seguro y este 2016 la identificación y las sanciones se refuerzan.

A partir de febrero de 2016, la DGT aumentará considerablemente sus medidas de vigilancia y control. ¿El objetivo? Detectar y aplicar sanciones a todos aquellos vehículos en circulación que no tengan suscrito el correspondiente Seguro Obligatorio, exigido por la Ley de responsabilidad civil y seguridad en la circulación de vehículos a motor. De ahora en adelante, librarse de la multa resultará cada vez más difícil.

¿Cómo son identificados los vehículos sin seguro?

Desde hace años, el proceso de detección se ha ido perfeccionando progresivamente, a través de canales digitales. Esto significa que los medios utilizados por la DGT, la Policía y la Guardia Civil para comprobar si el vehículo cuenta con el seguro son automáticos. Por eso, ya no es necesario que los agentes nos paren para verificar los datos de la póliza.

A pesar del aumento en las sanciones y medidas de vigilancia, la DGT sitúa en torno a los 2 millones el número de vehículos que circulan por las carreteras españolas sin el seguro exigido por la Ley. En respuesta al problema, las autoridades competentes han decidido lanzar una campaña para reforzar la vigilancia instalando cámaras de identificación y radares en carretera.

A través de las cámaras y radares se realiza la detección de vehículos no asegurados de forma más ágil y rápida. Los infractores que sean ”cazados” a través de estos medios recibirán multas de manera automática.

¿Cuáles son las sanciones?

Los conductores que incumplan esta normativa se enfrentan a sanciones más duras. Circular sin el seguro obligatorio de accidentes se castigará con multas desde 601 hasta 3.005 euros, además de la inmovilización del automóvil. La cuantía de la multa varía en función de circunstancias como, por ejemplo, el tipo de vehículo.

Únicamente pueden pasar sin seguro aquellos vehículos que hayan sido dados de baja, temporal o definitivamente, en el registro de la DGT.

¿Qué consecuencias tiene circular sin seguro?

El objetivo del Seguro Obligatorio consiste en cubrir los daños, tanto personales como materiales, que se producen en caso de accidente de tráfico. Por lo tanto, los infractores ponen en peligro la seguridad de todas las personas que compartimos la vía pública.

Sin embargo, esta no es la única consecuencia. ¿Te has preguntado qué ocurre con las víctimas de accidentes cuando uno de los vehículos implicados no está asegurado? En estos casos, es el Consorcio de Compensación de Seguros quien debe cubrir las indemnizaciones derivadas de daños. La DGT y autoridades competentes destinan a esta entidad un 50% del importe recaudado en sanciones a los infractores.

En definitiva, incumplir esta obligatoriedad supone un riesgo para todos. Un riesgo que, además, puede salir muy caro al conductor. Si quieres asegurarte de que tu póliza cumple con la normativa, o estás pensando en dar un vehículo de baja en el registro de la DGT, puedes acudir a un gestor administrativo para aclarar tus dudas. Dejar en manos de un profesional este tipo de trámites siempre es una buena idea. Encuentra el tuyo aquí.