¿Se deben declarar las subvenciones públicas a Hacienda?

0
2135

En plena campaña de la declaración de la Renta 2014 ha surgido un contratiempo para las familias que han recibido algún tipo de subvención por parte de las administraciones públicas. En octubre del pasado año el Ministerio de Hacienda aprobó una orden ministerial que obliga a los contribuyentes a declarar las subvenciones públicas recibidas, que hasta ese momento afectaba a las ayudas superiores a los 3.000 euros.

El problema surge en que un gran número de familias que hasta ahora no tenían la obligación de realizar la declaración de la Renta por no tener unos ingresos superiores a 22.000 euros, con la modificación de Hacienda, tienen que rendir cuentas con el fisco al declarar las subvenciones públicas pese a ser inferior a los 3.000 euros. Y ¿Cuál es la consecuencia? Muchos beneficiados de las ayudas tendrán que abonar a la Agencia Tributaria cantidades que superan, en muchas ocasiones con creces, la subvención otorgada.

Por lo tanto, subvenciones que no tributaban por ser inferiores a los 3.000 euros como las que ayudaban a abonar recibos de la luz, agua, gas o alquiler, entre otras,  tendrán que hacerlo si no se cambia la normativa vigente, que ahora mismo se encuentra en proceso de estudio debido a los problemas surgidos. En muchos casos, la renta de la mayoría de los beneficiarios de estas subvenciones se queda por debajo de los 17.000 euros.

En este sentido hay que resaltar que, pese a estos cambios, no hay declarar las subvenciones públicas como son las becas, las prestaciones a la dependencia, ayudas por gastos de enfermedad no cubiertos por el servicio de salud o mutualidad correspondiente y aquellas vinculadas al nacimiento, la adopción, el acogimiento o cuidado de hijos menores, ya que todas ellas están exentas de tributar

Por este motivo y ante la imposibilidad de que muchas familias puedan hacer frente a esta situación, el Ministerio de Hacienda ha comunicado que se estudia proponer un cambio en la normativa de tal manera que queden exentos de declarar a Hacienda los ciudadanos de renta reducida y en situaciones de especial necesidad que hayan en principio estén obligados a declarar subvenciones públicas concedidas por administraciones públicas como los ayuntamientos, diputaciones o mancomunidades.

Este cambio, que aún no se ha producido, permitiría que las miles de personas que hayan recibido alguna ayuda o subvención no tengan que realizar la declaración de la renta al no tener que declarar las subvenciones públicas recibidas.

Una de las soluciones planteadas, y ante la espera de la posible alteración de la normativa, pasa porque los beneficiados por la subvención renuncien a dicha ayuda para evitar, si es posible, la multa de Hacienda o tener que pagar en la declaración. La fórmula a seguir será que los afectados deberán presentar un escrito en las oficinas del Patronato de Recaudación de su municipio para dar marcha atrás a la subvención solicitada.

Si tienes cualquier pregunta sobre las subvenciones que están exentas a declarar no dudes en contactar con un gestor administrativo.

[social_share/]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here