Declaración anual de la renta, consigue los máximos beneficios

0
1340

Estas últimas semanas son decisivas para la declaración anual de la renta. Dentro de unos meses habrá que presentar los documentos para ajustar las cuentas con Hacienda, aunque lo que suceda en primavera puede depender mucho de lo que realicemos antes de final de año. Planes de pensiones, seguros de vida, operaciones inmobiliarias, aportaciones benéficas… son algunas de las claves, en relación con la reforma fiscal, que pueden ayudarte a desgravar esas cantidades que tanto puedes necesitar a la hora de confirmar la declaración anual de la renta. Repasamos algunas de estas cuestiones a continuación:

Operaciones de compra venta inmobiliaria: Una vez que se ha suprimido la desgravación por la amortización de préstamo de una vivienda habitual, la reforma fiscal provoca que estas últimas semanas sean decisivas para ahorrarnos bastantes euros si estamos pensando en realizar algún tipo de operación inmobiliaria. Si pretendemos vender una vivienda, la diferencia entre hacerlo antes del 31 de diciembre, o a partir del 1 de enero, puede provocarnos una variación más que notable en la declaración anual de la renta. Por ejemplo, en 2015, los tipos impositivos aplicables a las plusvalías inmobiliarias se reducirán, aunque menos que lo anunciado para 2016. Aplicándolo a un caso práctico, esto supone que si adquirimos una vivienda en el año 2000 por 120.000 euros, y la vendiéramos este mes de diciembre por 160.000 euros, dejaríamos de pagar 6.600 euros a Hacienda en relación a lo que estaríamos obligados a abonar por una hipotética venta en febrero. Aunque el verdadero incremento fiscal lo van a sufrir aquellos que decidan vender una vivienda de más de 400.000 euros a partir de 2015.

Alquiler de una vivienda: El alquiler de una vivienda puede suponer, si se realiza este año, una deducción del 10,05 % siempre y cuando el beneficiario gane anualmente menos de 24.107 euros. Esta deducción se elimina por completo para la Renta de 2015.

Donación a ONG´s, patrocinio o mecenazgo: Aunque suele ser un recurso habitual para desgravar de cara a la declaración anual de la renta, la reforma fiscal ha introducido cambios en este aspecto. De hecho, ahora mismo interesa más esperar a realizar esta aportación en 2015, ya que se incrementan las deducciones fiscales. En el caso de las empresas, por ejemplo, alcanzarían hasta un 40%.

Planes de pensiones: Realizar aportaciones a los planes de pensiones es otro capítulo habitual a tener en cuenta si queremos desgravar de cara a la declaración anual de la renta. Este año, además, está más justificado aún ya que en 2015 desciende el máximo de aportación deducible de los 10.000 euros (12.500 euros para mayores de 50 años) que, con carácter general se aplican ahora como máximo, hasta los 8.000 euros para todas las edades.

Cobro de dividendos: Los socios de una empresa con reservas acumuladas que repartan dividendos pueden percibir hasta 1.500€ sin tributar por ello. A partir de 2015 esta exención desaparecerá, por lo que es recomendable intentar aplicar este reparto antes del 31 de diciembre para que no se vea perjudicada la Declaración de la Renta.

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta este mes de diciembre para intentar que la declaración anual de la renta de 2014 salga favorable. Sin embargo, son tantos los cambios que se avecinan con la reforma fiscal que se hace complicado generalizar un diagnóstico, por lo que lo más aconsejable es acudir a un gestor administrativo que resolverá todas las cuestiones que plantees.

[social_share/]