Consejos para beneficiarte de la nueva reforma fiscal (I)

0
1111

Un buen el ejemplo sería el de una persona que quiere vender su vivienda, en ese caso, puede resultarle más rentable hacerlo antes del cambio normativo. Asimismo, los que tengan planeado irse a vivir de alquiler deberían acelerar sus trámites.

En la otra cara de la moneda se encuentran los contribuyentes que tengan intenciones de abrir un depósito con obligación de permanencia o de rescatar un plan de pensiones; para ellos será más ventajoso esperar hasta enero. 

A continuación vamos a detallar diferentes situaciones en las que esperar a la entrada en vigor de la reforma fiscal puede aumentar o disminuir considerablemente nuestra factura tributaria:

Vender una vivienda

Los tipos impositivos de la base imponible del ahorro se verán reducidos con la reforma fiscal y precisamente en esa base es donde tributan las ganancias patrimoniales que obtiene una persona por vender su vivienda.  Esto podría llevarnos a pensar que debemos vender nuestra propiedad una vez se hayan hecho efectivas las medidas de la nueva reforma.

Sin embargo, el resultado final puede no resultar tan beneficioso si se tiene en cuenta otra medida que también entrará en vigor en enero: la eliminación de los coeficientes de abatimiento y las correcciones monetarias que ahora mismo permiten reducir la plusvalía obtenida a efectos fiscales.  Ello es especialmente gravoso para viviendas antiguas.

Por tanto, si un contribuyente posee un inmueble con plusvalía tácita, teniendo en cuenta el coste fiscal en el IRPF, podría salir beneficiado vendiéndolo antes de que entre en vigor la norma.

Irse a vivir de alquiler

El próximo año desaparecerán los beneficios que obtenemos los contribuyentes en las rentas que dedicamos a pagar el alquiler de la vivienda habitual, con una deducción actual de hasta el 10,05%. Por tanto, si estás pensando en irte de alquiler, te resultará más ventajoso cerrar tu contrato antes del 1 de enero de 2015.

Y recuerda que los gestores administrativos están a tu disposición para resolver cualquier duda o pregunta que tengas con tus trámites.