Cláusula suelo: cómo nos puede afectar y cómo podemos acabar con ella

0
1028

Uno de los temas emergentes de conversación es el referente a las llamadas cláusulas suelo, sin embargo no tantos tienen conocimiento suficiente acerca de esta cláusula abusiva, cómo puede afectar y cómo se puede acabar con ella.

Si tienes una hipoteca, quizás tengas una clausula suelo en el contrato y ni siquiera lo sabes. Aquí te contamos a qué nos referimos cuando usamos el término “cláusula suelo” y qué puedes hacer en caso de que tu entidad financiera te la haya aplicado sin tu consentimiento o por error.

Lo que popularmente conocemos como cláusula suelo es una cláusula de limitación del tipo de interés. Algunas entidades financieras la incorporan en los contratos de préstamos hipotecarios a tipo de interés variable, estableciendo un interés mínimo a pagar, aunque la suma del índice de referencia más el diferencial se encuentre por debajo.

El tipo de interés se fija tomando como referencia el Euribor. En los últimos años este indicador ha presentado unos niveles muy bajos, provocando así un perjuicio a los consumidores que tienen en sus préstamos una cláusula suelo puesto que no pueden aprovecharse de las reducciones de cuota a las que tendrían derecho por la fluctuación de los tipos de interés. En otras palabras, la cláusula suelo impide a estas personas disfrutar de un interés más bajo en sus hipotecas.

Seguramente te estarás preguntando si este tipo de prácticas son legales o no. Lo cierto es que en algunos casos estas cláusulas podrían ser válidas. Para que sean declaradas válidas es necesario que se haya informado debidamente al usuario, de una manera clara y transparente, y con información comprensible, indicando que es un elemento definitorio del contrato, demostrable, incluyendo una simulación del posible comportamiento de los tipos de interés, etcétera. Éstos son sólo algunos de los requisitos que deben cumplirse. Desgraciadamente, en la mayoría de los casos no se cumplen todos, y se aplican de forma poco transparente, por lo que se consideran cláusulas abusivas y nulas.

Si tienes dudas y no sabes si tienes una cláusula suelo en tu hipoteca, ¿qué tienes que hacer? Te recomendamos que consultes tu recibo del banco. Tienes que fijarte en el tipo de interés que te aplican. Si éste supera el valor del Euribor (0,543% en septiembre) más el diferencial (que estará en tu contrato) significa que tu hipoteca tiene cláusula suelo.

Si este es tu caso, lo siguiente que has de hacer es calcular cuánto has pagado de más. Para ello hay varias herramientas: simuladores de cláusulas suelo o calculadoras gratuitas por la red son un ejemplo; nosotros te proponemos que utilices la calculadora que ofrece la OCU (organización de consumidores y usuarios).

Por último, una vez comprobada la existencia de esta cláusula en tu contrato y el dinero que has pagado de más, ya queda solicitar que te devuelvan esa cantidad. Según el Código Civil, la nulidad de esta cláusula supone que los bancos deben dejar de aplicar la cláusula suelo en los contratos y deben devolver todos los importes cobrados de más por aplicarla. Por lo tanto, tienes derecho a reclamar y solicitar que se te devuelva tu dinero cobrado de más.

Hay algunas entidades como por ejemplo BBVA o Novagalicia que te quitarán directamente esta cláusula. Sin embargo hay otras entidades en las que tienes que solicitarlo expresamente. Una vez expreses a tu entidad tu voluntad de retirar esta cláusula, te recomendamos que no aceptes ningún pacto ni modificación de la hipoteca. Esto es totalmente válido pero puede conllevar algunos gastos adicionales.

Recuerda que para resolver todas tus dudas, sobre este argumento y cualquier otra tramitación administrativa, puedes acudir a un gestor administrativo. Busca el más cercano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here