Cómo solicitar y usar tu tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida (I)

0
12371

El proceso de solicitud de la tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad no es el mismo en todas las localidades por lo que antes de iniciar los trámites es necesario conocer la normativa.

En este artículo os informamos sobre el uso y el proceso de solicitud de esta tarjeta y os indicamos los aspectos comunes que posee en todo el territorio nacional:

 ¿Cómo obtengo la tarjeta?

La tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida se solicita en el Ayuntamiento de tu localidad de residencia. Sin embargo, en cada administración el proceso de demanda de la tarjeta es diferente y se debe conocer la normativa concreta de cada lugar.

A grandes rasgos, podemos indicar que es necesario cumplir con dos requisitos fundamentales:

– Poseer una discapacidad reconocida de un mínimo del 33%.

– Contar con un baremo de movilidad reducida positivo

Los equipos de Valoración y Orientación (EVO) son los encargados de valorar el grado de discapacidad del solicitante. Una vez que dispongamos de todos los documentos, hay que acudir al Ayuntamiento para realizar los trámites oportunos.

Es importante recordar que sólo pueden solicitar la tarjeta las personas con algún tipo de discapacidad física, pero no personas con otro tipo de diversidad funcional (intelectual, auditiva, etc.).

¿Dónde puedo aparcar con mi tarjeta?

En principio, la tarjeta te permite aparcar en las zonas azules diseñadas y señalizadas para ello. Sin embargo, muchos ayuntamientos permiten estacionar también en otros lugares:

– Zonas de aparcamiento limitado (O.R.A.)

– Zonas de carga y descarga

– Zonas peatonales

– Paradas de transporte público

– Áreas verdes y azules

Para conocer con seguridad qué ciudades permiten aparcar en este tipo de zonas, deberemos consultar previamente la normativa, ya que depende de las ordenanzas municipales de cada Ayuntamiento.

En cualquier caso, si recibes una multa por estacionar en este tipo de zonas porque se trata de una ciudad que no lo permite y lo desconocías, antes de pagar es aconsejable que recurras alegando tus circunstancias personales. Deberás dirigirte a la Jefatura de Tráfico si quieres intentar evitar el pago de la sanción. Una vez allí, necesitarás presentar un pliego de descargas.

Por otra parte, recuerda que no existe un límite de tiempo y que podrás usar estas plazas de aparcamiento todo el tiempo que necesites.

Recuerda que ante cualquier duda con los trámites para la obtención de la tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida, no tienes más que contactar con tu gestor administrativo más cercano. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here