¿Qué hacer con los planes de pensiones en diciembre?

0
1457

Diciembre es el mes de los planes de pensiones. Si en noviembre las entidades financieras empiezan a lanzar sus mejores productos, son en las últimas cuatro semanas del año cuando hacen el último esfuerzo para captar clientes. El motivo no es otro que la cercanía al cierre del año fiscal y lo interesante que puede suponer para el ciudadano la posibilidad de obtener beneficios fiscales si se hace una aportación extraordinaria. Pero este año, la particular lucha de los planes de pensiones va más allá, ya que debido a la reforma fiscal su tributación cambiará a partir del 1 de enero. Por este motivo, las campañas de promoción son aún más agresivas que de costumbre y se fija en el 31 de diciembre el final de las mismas.

Las ofertas son tan distintas, y algunas tan sorprendentemente atractivas, que antes de dar cualquier paso en una u otra dirección lo más seguro es buscar el asesoramiento de un gestor administrativo. Te resolverá cualquier duda y analizará que planes de pensiones te interesan más en tus circunstancias personales. Además, no es lo mismo contratar un plan de pensiones que realizar una aportación extraordinaria o traspasarlo de una entidad a otra, y cualquiera de estas tres operaciones son muy recurrentes en las últimas semanas del año.

En los tres casos anteriores puede haber un denominador común: los regalos. Tabletas, televisores, electrodomésticos… son en principio un atractivo interesante, aunque se debe tener en cuenta que si por la rentabilidad del producto es beneficioso decantarse por este motivo. Puede ser que contratemos un plan de pensiones con el que nos regalen un televisor y, en pocos meses, la rentabilidad que nos ofrecía la competencia nos hubiese compensado la compra de este regalo. Además, y es muy importante, la Ley del IRPF obliga a que estos regalos sean declarados como rendimiento del capital inmobiliario, por lo que también tributarán en la declaración de la renta.

– Contratar un nuevo plan de pensiones: Los expertos recuerdan que cuanto antes se pueda contratar un plan de pensiones será más positivo para cuando llegue el momento de hacer uso del mismo. Si opta por buscar entre los planes de pensiones más ventajosos en esta época del año debes tener en cuenta que se pueden obtener deducciones con aportaciones hasta 12.500 euros para mayores de 50 años, y 10.000 euros para menores de esa edad. Y atención, porque estos beneficios fiscales se reducen a partir del 1 de enero cuando la cantidad máxima será de 8.000 euros para todas las edades. Al no haber un perfil concreto dentro de los planes de pensiones habrá que analizar que tipo  de producto es el que mejor se adapta a nuestras necesidades. Se aconseja, para las edades más tempranas, contratar un plan de pensiones de mayor riesgo ya que, a largo plazo, obtendrán grandes rentabilidades. A partir de los 50 años es preferible optar por planes de pensiones más conservadores.

– Realizar un traspaso a otra entidad gestora: Copan las principales ofertas del mercado en estas fechas. Los gastos del traspaso del plan de pensiones los asume la propia entidad receptora, por lo que para el cliente es totalmente gratuito este procedimiento. El atractivo de estas operaciones es la rentabilidad que las gestoras realizan para captar la atención de posibles clientes. Algunas entidades están ofreciendo bonificaciones de hasta el 8%, aunque ojo con los periodos obligatorios de permanencia que conllevan y que en caso de incumplimiento de los mismo, obliga al cliente a devolver los beneficios obtenidos por esta operación.

– Realizar una aportación extraordinaria: Aunque los expertos recomiendan realizar las aportaciones regulares durante todo el año puesto que, aseguran, dan más rentabilidad, una aportación extraordinaria al plan de pensiones puede permitirnos obtener una importante deducción en la declaración de la renta. La letra pequeña de las campañas publicitarias de planes de pensiones a final de año conllevan una menor rentabilidad.

Cambios significativos en los planes de pensiones tras la reforma fiscal.

Hasta ahora los planes de pensiones sólo se podían rescatar en caso de enfermedad grave o desempleo. Sin embargo, con la reforma fiscal, se podrán recuperar a los diez años y, a efectos tributarios, tributarán como rendimientos del trabajo.

No obstante, como las situaciones son tan complejas y variadas, no dudes en acudir a un gestor administrativo para obtener la información y decidir el producto que mejor se ajusta a tus necesidades.

[social_share/]