¿Qué es la normativa SEPA?

0
2014

Desde el 1 de febrero de 2014 está en funcionamiento la normativa SEPA (Single Euro Payments Area), una iniciativa que permite a los usuarios de los 33 países afiliados compartir normas y estándares a la hora de realizar transferencias, domiciliaciones o actuar con tarjetas bancarias.

La normativa SEPA ofrece numerosas ventajas. Las principales están relacionadas con la mayor facilidad a la hora de hacer los pagos y con una mejora en la seguridad de las transacciones:

– Posibilidad de utilizar una sola cuenta bancaria para todas las operaciones que se realicen en euros entre los países acogidos al sistema.

– Mayor protección y seguridad para los usuarios a la hora de hacer pagos.

– Uso de estándares comunes para una mayor eficiencia en la ejecución de pagos.

Desaparición de barreras para la ejecución de transacciones a nivel internacional.

 

9
Listado de los 33 países que se han unido a la normativa SEPA hasta el momento. Fuente: La Caixa.

Cambios en los códigos de cuentas bancarias

Para adaptarse a la nueva normativa, los números de cuentas corrientes pasarán de tener de 20 a 24 dígitos, donde los cuatro primeros caracteres serán identificativos con el código del país y dos cifras de control. Del cambio de código se encarga la entidad bancaria y el usuario no tiene por qué preocuparse en este sentido.

Ejemplo de anterior código de cuenta corriente en España:

2100 0813 61 0123456789

Ejemplo del mismo código de cuenta corriente adaptado a la nueva normativa SEPA:

ES79 2100 0813 6101 2345 6789

Nuevo sistema de tarjetas de crédito

Para una mayor seguridad del ciudadano, en las tarjetas de crédito se introduce el Chip EMV. Ahora, para hacer los pagos, no se utilizará la banda magnética, sino que se introducirá la tarjeta en un dispositivo capaz de leer el chip. Otra novedad en el pago con tarjetas es que en lugar de la firma, se requerirá un código personal para autorizar las operaciones. Para conocer el código solo hay que contactar con la entidad bancaria.

La normativa también afecta a los negocios y el empresario deberá adaptarse a ella, sobre todo a la hora de actualizar los datos de las cuentas corrientes de clientes y proveedores al nuevo formato para que no exista ningún problema con los cobros y con los pagos.

Si tienes cualquier duda con la nueva normativa SEPA, no dudes en contactar con tu gestor administrativo más cercano.