Las etiquetas ECO para los vehículos están de camino a los buzones

0
777

Las etiquetas para delimitar el grado de emisiones de los vehículos, que anunciaba la DGT hace unos meses, ya están llegando a los buzones de muchos de los conductores en España. Una pegatina que, aunque todavía no es de uso obligatorio, es susceptible de que a medio y largo plazo se haga imprescindible.

El objetivo de esta iniciativa es clasificar de forma fácil el conjunto automovilístico español de acuerdo al nivel de contaminación que provoque cada vehículo. En un futuro esto significará el empleo de medidas discriminatorias positivas basadas en la lectura de la información proporcionada por la etiqueta.

Esta sencilla denominación será suficiente para conocer el grado de contaminación del vehículo, pero además aporta otros importantes datos a tener en cuenta como el número de matrícula y fuente de energía empleada por el automóvil, el año de matriculación, la marca y modelo o el tipo de combustible que emplea.

Los vehículos calificados como más respetuosos podrán disfrutar de aparcamientos gratuitos, ventajas fiscales o tener permiso para utilizar el carril bus, mientras que los queden denominados como los menos respetuosos con el medio ambiente tendrán que cumplir una serie de restricciones.

Dependiendo del tipo de vehículo del que sea propietario, este tendrá un impacto medioambiental determinado. Por ello, el etiquetado de emisiones se divide en cuatro categorías que corresponden a:

Cero emisiones. Incluye los vehículos eléctricos de batería, de autonomía, híbrido enchufable con una autonomía mínima de 40 km., o vehículos de pila de combustible.

Etiqueta ECO. Abarca turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía <40km, vehículos híbridos no enchufables, vehículos propulsados por gas natural y vehículos propulsados por gas natural o gas licuado de petróleo.

– Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006, así como diésel matriculadas a partir de 2014; vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías (tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014). Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6 y en Diésel la Euro 6.

– Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2000 y de diésel a partir de enero de 2006, vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías (tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2005). Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel la Euro 4 y 5.

Una vez recibido el distintivo, desde Tráfico se recomienda colocarlo en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero o, en su defecto, en cualquier otra parte visible del vehículo.

 

Recuerda que los Gestores Administrativos pueden ayudarte a realizar cualquier trámite relacionado con Tráfico y Trasportes. Busca el más cercano a tu zona.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here