Gastos de un autónomo: ¿qué puedo incluir aún este 2014?

0
1498

Los trabajadores autónomos tienen este mes de diciembre la oportunidad de conseguir mejores resultados en su declaración de la Renta 2014. Hasta el último día del año los gastos de un autónomo pueden ayudar a compensar la balanza entre ingresos y gastos, por lo que la declaración de Hacienda del vigente año puede ser más benévola para sus intereses.

Lo primero que se debe plantear es si el trabajador autónomo necesita realizar una inversión importante. En función los resultados que haya conseguido hasta este momento durante el presente año puede ser muy provechoso, a efectos fiscales, incluir esta inversión extra como gastos de un autónomo en el 2014. En este sentido, se debe tener en cuenta la actividad que desarrolle por lo que una buena adquisición puede ser maquinaria de trabajo, un equipo informático o un vehículo, por enumerar algunos ejemplos sencillos de gastos de un autónomo que se pueden realizar a última hora.

También es recomendable revisar todas las facturas de gastos que se hayan tenido durante todo el año. Si se ha olvidado presentar alguna en las declaraciones trimestrales, siempre se podrán incluir estos gastos de un autónomo en las cuentas de los últimos tres meses del año. No obstante, al existir distintos tipos de autónomo y en función de la naturaleza de la actividad que desarrollen, la mejor solución es trasladar cada caso a un gestor administrativo para que éste le oriente y así obtener los mejores resultados.

Las retenciones de autónomos para 2015.

Una vez que se hayan definido los últimos gastos de autónomo este 2014, tocará pensar en el 2015. El próximo ejercicio traerá importantes novedades para las que hay que estar preparado. La más significativa es la disminución de la retención a estos profesionales que pasarán del 21 %, impuesto en las medidas de ajustes aprobadas por el Gobierno en 2010 cuando se pasó de un 15 % a la cifra actual, a un 19 %. Este descenso permitirá un ahorro de 20 euros para un profesional por cada 1.000 euros de facturación.

Sin embargo, si el autónomo factura menos de 15.000 euros anuales -en el año fiscal previo- podrá reducir sus retenciones de IRPF hasta el 15 %, seis puntos menos que en la actualidad (60 euros por cada 1.000 euros anuales). Ha sido una de las grandes medidas de la reforma fiscal del Gobierno y, tras ampliarse en el trámite parlamento del 12 % inicial al 15% actual, pueden beneficiar hasta medio millón de autónomos según los cálculos del Ejecutivo. Para acogerse a esta reducción, que ya es efectiva desde el pasado verano, el trabajador autónomo deberá comunicar a los pagadores sus propios rendimientos económicos para que le apliquen esta reducción, y que éstos abonen las cantidades pertinentes a Hacienda mediante el Modelo 111. Los pagadores deberán conservar este escrito durante un periodo mínimo de cuatro años.

Además se mantiene la retención mínima del 9% de IRPF para aquellos autónomos emprendedores. Se puede establecer durante los tres primeros años de actividad, aunque se debe tener en cuenta que en algunos casos puede obligar al autónomo a abonar una diferencia de IRPF en las declaraciones trimestrales en función de sus ingresos.

En cualquier caso, y ante la complejidad de cada caso, más aún teniendo en cuenta la próxima entrada en vigor de la reforma fiscal, puedes consultar estas cuestiones así como los gastos de un autónomo que puedes incluir este año fiscal, y otras dudas sobre tus trámites tan sólo buscando a tu gestor administrativo más cercano,  y él se encargará de todo.

[social_share/]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here