El porqué del robo de bicicletas

0
1403

El robo es uno de los factores de disuasión más importantes a la hora de que un ciudadano deje de utilizar su bicicleta. La posibilidad de que se robe una bicicleta es tres veces mayor a la posibilidad de que una moto o un coche. Además, en el 96% de los casos de robo, el propietario no consigue recuperar su bici. Por causas así, el crecimiento de este medio de transporte en España puede verse frenado por los hurtos que se producen a diario, según revela un informe publicado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

¿Pero por qué los ladrones ven en las bicicletas un ‘nicho de mercado’ tan interesante? El principal motivo es, según una investigación de Priceonomics, la relación entre el riesgo y el beneficio que supone robar este tipo de vehículos. Para un ladrón, robar una bicicleta supone escaso riesgo por dos motivos: es difícil que le pillen y, en el caso de que lo hiciera, no está tipificado en el Código Penal, por lo que el castigo sería, como mucho, una multa. En el caso de hacerse con la bicicleta, el ladrón puede conseguir un suculento beneficio vendiendo el vehículo en el mercado negro.

En la mayoría de los casos, el robo de bicicletas se produce a usuarios novatos que desconocen la mejor forma de asegurar su vehículo en un aparcamiento específico para ello o en la calle. Expertos coinciden en que debería fomentarse una mejor educación vial y enseñar a los ciudadanos las mejores medidas de seguridad para proteger sus bicicletas. En general, se opta por comprar los sistemas antirrobo más baratos. Además, muchos usuarios desconocen que es importante asegurar bien todas las partes de la bicicleta: el cuadro, las dos ruedas y el sillín.

Las grandes ciudades apuestan cada vez más por instalar infraestructuras para ayudar a los ciudadanos que utilizan la bicicleta como medio de transporte. Amsterdam, la “ciudad de las bicicletas” instaló en sus calles guardabicis para protegerlas de los ladrones y de la lluvia. Este mismo sistema puede verse en algunos lugares de España, por ejemplo, Málaga. También son cada día más frecuentes las biciestaciones al aire libre o las consignas vigiladas.

También son cada día más frecuentes las iniciativas a través de internet. Una de las más veteranas sigue siendo el Biciregistro, una iniciativa puesta en marcha por la Red de Ciudades por la Bicicleta y en la que puedes darte de alta a través de una gestoría administrativa. La principal ventaja es que el sistema te permite registrar e identificar tu bicicleta con una pegatina indestructible, lo que dificulta su venta ilegal y ofrece mayores facilidades para recuperarla.

Puedes consultar a tu gestor administrativo más cercano si quieres dar de alta tu bicicleta en el Biciregistro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here