Una alternativa a los combustibles tradicionales: el gas natural comprimido

0
849

Probablemente te suene o hayas oído hablar de los vehículos de gas natural comprimido. Actualmente en España todavía son pocos los conductores que circulan con un vehículo propulsado por este gas, sin embargo este número está creciendo en los últimos meses y se prevé que esta cifra crezca de manera significativa en los próximos años. Según estudios de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), este gas tiene un alto potencial de desarrollo. Desde hace una década, cada año el parque de este tipo de vehículos aumenta alrededor de un 20%. ¿El motivo? La diferencia de precio respecto a sus homólogos gasolina o gasoil y su compromiso con el medio ambiente.
El gas natural comprimido es una de las alternativas más económicas y sostenibles a la gasolina o combustibles tradicionales. El GNC contribuye a mejorar la calidad del aire, puesto que reduce las emisiones a la atmósfera, llegando a alcanzar reducciones de un 85% en las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión, y hasta un 30% en las emisiones de CO2, el principal gas de efecto invernadero. Además de ser mucho más respetuoso con el medio ambiente, el gas natural es más económico que los carburantes de toda la vida: puede llegar a alcanzar un ahorro de entre un 30%-50% de diesel y entre un 50%-60% de gasolina en cada kilómetro recorrido.
El primer cuerpo policial español en incorporar este tipo de vehículos será la Guardia Civil. El pasado mes de octubre se suscribió un acuerdo de colaboración entre la Benemérita y la compañía Gas Natural; este acuerdo también recoge la realización de una serie de estudios para mejorar la eficacia de las instalaciones de la Dirección General de la Guardia Civil o el análisis y mejora medioambiental y de eficiencia del parque de vehículos terrestres y marítimos.
El vehículo entregado, un Seat León TGI, funciona con gasolina o gas natural comprimido, y tiene una autonomía de 420 kilómetros con un consumo ponderado de 3,6 kg de GNC a los 100 km, mientras que en modo gasolina presenta una autonomía adicional de 920 km. Este vehículo, que ha sido entregado en prueba, se utilizará por el propio Servicio de Material Móvil y más tarde, por otras Unidades como la Unidad de Protección y Seguridad (UPROSE) y por el Servicio Fiscal en el Aeropuerto de Barajas.